Comparamos los tamaños desde el sistema solar, hasta los componentes de un atomo, lo incomprensiblemente pequeño reúne las propiedades para multiplicarse y componer todo lo que existe en el universo.